Propietarios hispanos de negocios poseen más de 20 % de nuevas empresas

hispanos emprendedores décima edición
Por: davidbracamonte
Etiqueta:
Tags
emprendedores
emprender
como emprender en Estados Unidos
hispanos emprendedores
Lun, 10/28/2019 - 17:42

1 de cada 4 nuevos negocios en Estados Unidos pertenecen a propietarios hispanos de negocios. Esto convierte a los hispanos emprendedores en unos de los mayores generadores de empleos en el país. Además, su aporte a la economía está en crecimiento y se estima que contribuyen con más de $ 700 billones en ventas cada año.

Aumenta el número de negocios con propietarios hispanos

En términos generales, la economía de los pequeños negocios en Estados Unidos es positiva. Aquellas que pertenecen a dueños latinos no son la excepción y también disfrutan de un buen momento.

Entre 2017 y 2012 el número de negocios latinos en Estados Unidos aumentó en un 47 %. Según un reporte de la Universidad de Stanford la participación de nuevos empresarios latinos llegó al 24 % en todo el país en 2016, mientras que en 1996 era solo del 10 %.

Los últimos estudios también señalan que las empresas de los latinos generan alrededor de 2.3 millones de empleos.

Esto quiere decir que la participación latina -e hispana en general- es cada vez más importante para la economía estadounidense. Además, es vital para las comunidades locales en donde se desarrolla.

Algunas características básicas que señalan los distintos estudios sobre los negocios latinos son:

  • La mayoría de las empresas son más pequeñas que las de propietarios blancos.
  • Los latinos tienden más a ser microempresarios o dueños de firmas que generan $ 100.000 o menos al año.
  • 51 % de los emprendedores latinos -entre las empresas patronales- no nacieron en Estados Unidos.

A pesar de lo anterior, reportan un crecimiento comparable con las empresas de propietarios blancos en términos de ingresos y adiciones a la nómina.

La Small Business Administration (SBA) también ofrece datos interesantes acerca del emprendimiento hispano en Estados Unidos. De acuerdo con esta organización, el 91.3 % de las empresas hispanas no tenían empleados contratados (2016).

Así mismo destacan que las pequeñas empresas son las que más empleos producen. La SBA sostiene que 2 millones de los empleos que generan provienen de negocios que tienen menos de 500 trabajadores.

Jóvenes empresarios

Alrededor de 60 millones de personas conforman la población hispana en Estados Unidos. Con una edad media de 29 años, según el perfil elaborado por Pew Research (2017), menos que la media nacional que es de 38 años.

Cuando nos centramos en el caso de los empresarios, también vemos que los empresarios de origen hispano son más jóvenes que el resto de los emprendedores.

De acuerdo con la SBA, el 20 % de los propietarios hispanos de negocios tienen menos de 35 años. Al comparar esta cifra con el promedio general, observamos que solo el 14 % está por debajo de esa edad.

Por otra parte, los reportes señalan que la población latina se ve más impulsada a emprender por necesidad que otros grupos demográficos (blancos y asiáticos). Es decir, que los latinoamericanos, igual que los afroamericanos, suelen estar desempleados en el momento que deciden iniciar un negocio.

Industrias con mayor presencia de propietarios hispanos de negocios

La SBA destaca que las industrias que tienen mayor número de empleados por compañía son los servicios de empleo, almacenamiento y manejo de empresas. Entretanto, los mayoristas de comestibles y otros productos relacionados tienen los ingresos anuales más elevados entre las empresas sin empleados; y el segundo más alto entre los empleadores.

Al comparar la distribución de las empresas de propiedad latina con el resto hay otros detalles interesantes. Por ejemplo, que en el sector de transporte, almacenamiento y construcción hay una alta concentración de negocios de propiedad latina. Estos representan el 26 % frente al 22 % de empresas de propiedad no latina.

Otras industrias en las que los latinos superan al resto de los propietarios son entretenimiento y hospitalidad; así como en administración, manejo de desechos y otros servicios.

Retos financieros de los emprendedores hispanos

El financiamiento siempre ha sido uno de los mayores obstáculos para los emprendedores de origen hispano. Para aquellos que no nacieron en Estados Unidos el reto es aún más fuerte por la falta de historial crediticio en el país o de acceso a redes financieras que los ayuden a crecer.

Pero el problema del financiamiento se extiende a todos, incluso a los que nacieron en EEUU. Poco acceso a créditos y el pago de los gastos operativos son los retos principales que se le presenta a esta población. Entre otros inconvenientes que presentan también está la dificultad para pagar las deudas y para la compra de inventarios y suministros.

Entonces, ¿cómo hacen los latinos para financiar sus negocios? La mayoría obtiene los recursos de sus ahorros personales, así como préstamos de familiares y amigos. Otras fuentes incluyen agencias gubernamentales, capital de riesgo, ángeles inversores y préstamos bancarios. Sin embargo, hay que destacar que los latinos se relacionan mejor con entidades bancarias locales que con las nacionales.

Aún frente a estos retos, los propietarios hispanos de negocios tienen un lugar importante en la economía de Estados Unidos. Los latinos han demostrado que el trabajo es uno de sus valores más importantes y están dispuestos a enfrentar cualquier dificultad al momento de emprender.

Tags
emprendedores
emprender
como emprender en Estados Unidos
hispanos emprendedores
hispanos emprendedores décima edición
Imagen Principal (900 x 1405)
hispanos emprendedores

1 de cada 4 nuevos negocios en Estados Unidos pertenecen a propietarios hispanos de negocios. Esto convierte a los hispanos emprendedores en unos de los mayores generadores de empleos en el país. Además, su aporte a la economía está en crecimiento y se estima que contribuyen con más de $ 700 billones en ventas cada año.

Aumenta el número de negocios con propietarios hispanos

En términos generales, la economía de los pequeños negocios en Estados Unidos es positiva. Aquellas que pertenecen a dueños latinos no son la excepción y también disfrutan de un buen momento.

Entre 2017 y 2012 el número de negocios latinos en Estados Unidos aumentó en un 47 %. Según un reporte de la Universidad de Stanford la participación de nuevos empresarios latinos llegó al 24 % en todo el país en 2016, mientras que en 1996 era solo del 10 %.

Los últimos estudios también señalan que las empresas de los latinos generan alrededor de 2.3 millones de empleos.

Esto quiere decir que la participación latina -e hispana en general- es cada vez más importante para la economía estadounidense. Además, es vital para las comunidades locales en donde se desarrolla.

Algunas características básicas que señalan los distintos estudios sobre los negocios latinos son:

  • La mayoría de las empresas son más pequeñas que las de propietarios blancos.
  • Los latinos tienden más a ser microempresarios o dueños de firmas que generan $ 100.000 o menos al año.
  • 51 % de los emprendedores latinos -entre las empresas patronales- no nacieron en Estados Unidos.

A pesar de lo anterior, reportan un crecimiento comparable con las empresas de propietarios blancos en términos de ingresos y adiciones a la nómina.

La Small Business Administration (SBA) también ofrece datos interesantes acerca del emprendimiento hispano en Estados Unidos. De acuerdo con esta organización, el 91.3 % de las empresas hispanas no tenían empleados contratados (2016).

Así mismo destacan que las pequeñas empresas son las que más empleos producen. La SBA sostiene que 2 millones de los empleos que generan provienen de negocios que tienen menos de 500 trabajadores.

Jóvenes empresarios

Alrededor de 60 millones de personas conforman la población hispana en Estados Unidos. Con una edad media de 29 años, según el perfil elaborado por Pew Research (2017), menos que la media nacional que es de 38 años.

Cuando nos centramos en el caso de los empresarios, también vemos que los empresarios de origen hispano son más jóvenes que el resto de los emprendedores.

De acuerdo con la SBA, el 20 % de los propietarios hispanos de negocios tienen menos de 35 años. Al comparar esta cifra con el promedio general, observamos que solo el 14 % está por debajo de esa edad.

Por otra parte, los reportes señalan que la población latina se ve más impulsada a emprender por necesidad que otros grupos demográficos (blancos y asiáticos). Es decir, que los latinoamericanos, igual que los afroamericanos, suelen estar desempleados en el momento que deciden iniciar un negocio.

Industrias con mayor presencia de propietarios hispanos de negocios

La SBA destaca que las industrias que tienen mayor número de empleados por compañía son los servicios de empleo, almacenamiento y manejo de empresas. Entretanto, los mayoristas de comestibles y otros productos relacionados tienen los ingresos anuales más elevados entre las empresas sin empleados; y el segundo más alto entre los empleadores.

Al comparar la distribución de las empresas de propiedad latina con el resto hay otros detalles interesantes. Por ejemplo, que en el sector de transporte, almacenamiento y construcción hay una alta concentración de negocios de propiedad latina. Estos representan el 26 % frente al 22 % de empresas de propiedad no latina.

Otras industrias en las que los latinos superan al resto de los propietarios son entretenimiento y hospitalidad; así como en administración, manejo de desechos y otros servicios.

Retos financieros de los emprendedores hispanos

El financiamiento siempre ha sido uno de los mayores obstáculos para los emprendedores de origen hispano. Para aquellos que no nacieron en Estados Unidos el reto es aún más fuerte por la falta de historial crediticio en el país o de acceso a redes financieras que los ayuden a crecer.

Pero el problema del financiamiento se extiende a todos, incluso a los que nacieron en EEUU. Poco acceso a créditos y el pago de los gastos operativos son los retos principales que se le presenta a esta población. Entre otros inconvenientes que presentan también está la dificultad para pagar las deudas y para la compra de inventarios y suministros.

Entonces, ¿cómo hacen los latinos para financiar sus negocios? La mayoría obtiene los recursos de sus ahorros personales, así como préstamos de familiares y amigos. Otras fuentes incluyen agencias gubernamentales, capital de riesgo, ángeles inversores y préstamos bancarios. Sin embargo, hay que destacar que los latinos se relacionan mejor con entidades bancarias locales que con las nacionales.

Aún frente a estos retos, los propietarios hispanos de negocios tienen un lugar importante en la economía de Estados Unidos. Los latinos han demostrado que el trabajo es uno de sus valores más importantes y están dispuestos a enfrentar cualquier dificultad al momento de emprender.

Tags
emprendedores
emprender
como emprender en Estados Unidos
hispanos emprendedores

Añadir nuevo comentario

1 de cada 4 nuevos negocios en Estados Unidos pertenecen a propietarios hispanos de negocios. Esto convierte a los hispanos emprendedores en unos de los mayores generadores de empleos en el país. Además, su aporte a la economía está en crecimiento y se estima que contribuyen con más de $ 700 billones en ventas cada año.

Aumenta el número de negocios con propietarios hispanos

En términos generales, la economía de los pequeños negocios en Estados Unidos es positiva. Aquellas que pertenecen a dueños latinos no son la excepción y también disfrutan de un buen momento.

Entre 2017 y 2012 el número de negocios latinos en Estados Unidos aumentó en un 47 %. Según un reporte de la Universidad de Stanford la participación de nuevos empresarios latinos llegó al 24 % en todo el país en 2016, mientras que en 1996 era solo del 10 %.

Los últimos estudios también señalan que las empresas de los latinos generan alrededor de 2.3 millones de empleos.

Esto quiere decir que la participación latina -e hispana en general- es cada vez más importante para la economía estadounidense. Además, es vital para las comunidades locales en donde se desarrolla.

Algunas características básicas que señalan los distintos estudios sobre los negocios latinos son:

  • La mayoría de las empresas son más pequeñas que las de propietarios blancos.
  • Los latinos tienden más a ser microempresarios o dueños de firmas que generan $ 100.000 o menos al año.
  • 51 % de los emprendedores latinos -entre las empresas patronales- no nacieron en Estados Unidos.

A pesar de lo anterior, reportan un crecimiento comparable con las empresas de propietarios blancos en términos de ingresos y adiciones a la nómina.

La Small Business Administration (SBA) también ofrece datos interesantes acerca del emprendimiento hispano en Estados Unidos. De acuerdo con esta organización, el 91.3 % de las empresas hispanas no tenían empleados contratados (2016).

Así mismo destacan que las pequeñas empresas son las que más empleos producen. La SBA sostiene que 2 millones de los empleos que generan provienen de negocios que tienen menos de 500 trabajadores.

Jóvenes empresarios

Alrededor de 60 millones de personas conforman la población hispana en Estados Unidos. Con una edad media de 29 años, según el perfil elaborado por Pew Research (2017), menos que la media nacional que es de 38 años.

Cuando nos centramos en el caso de los empresarios, también vemos que los empresarios de origen hispano son más jóvenes que el resto de los emprendedores.

De acuerdo con la SBA, el 20 % de los propietarios hispanos de negocios tienen menos de 35 años. Al comparar esta cifra con el promedio general, observamos que solo el 14 % está por debajo de esa edad.

Por otra parte, los reportes señalan que la población latina se ve más impulsada a emprender por necesidad que otros grupos demográficos (blancos y asiáticos). Es decir, que los latinoamericanos, igual que los afroamericanos, suelen estar desempleados en el momento que deciden iniciar un negocio.

Industrias con mayor presencia de propietarios hispanos de negocios

La SBA destaca que las industrias que tienen mayor número de empleados por compañía son los servicios de empleo, almacenamiento y manejo de empresas. Entretanto, los mayoristas de comestibles y otros productos relacionados tienen los ingresos anuales más elevados entre las empresas sin empleados; y el segundo más alto entre los empleadores.

Al comparar la distribución de las empresas de propiedad latina con el resto hay otros detalles interesantes. Por ejemplo, que en el sector de transporte, almacenamiento y construcción hay una alta concentración de negocios de propiedad latina. Estos representan el 26 % frente al 22 % de empresas de propiedad no latina.

Otras industrias en las que los latinos superan al resto de los propietarios son entretenimiento y hospitalidad; así como en administración, manejo de desechos y otros servicios.

Retos financieros de los emprendedores hispanos

El financiamiento siempre ha sido uno de los mayores obstáculos para los emprendedores de origen hispano. Para aquellos que no nacieron en Estados Unidos el reto es aún más fuerte por la falta de historial crediticio en el país o de acceso a redes financieras que los ayuden a crecer.

Pero el problema del financiamiento se extiende a todos, incluso a los que nacieron en EEUU. Poco acceso a créditos y el pago de los gastos operativos son los retos principales que se le presenta a esta población. Entre otros inconvenientes que presentan también está la dificultad para pagar las deudas y para la compra de inventarios y suministros.

Entonces, ¿cómo hacen los latinos para financiar sus negocios? La mayoría obtiene los recursos de sus ahorros personales, así como préstamos de familiares y amigos. Otras fuentes incluyen agencias gubernamentales, capital de riesgo, ángeles inversores y préstamos bancarios. Sin embargo, hay que destacar que los latinos se relacionan mejor con entidades bancarias locales que con las nacionales.

Aún frente a estos retos, los propietarios hispanos de negocios tienen un lugar importante en la economía de Estados Unidos. Los latinos han demostrado que el trabajo es uno de sus valores más importantes y están dispuestos a enfrentar cualquier dificultad al momento de emprender.