Inicio Estados Unidos LG y otras reconocidas empresas prefieren invertir en Tennessee

LG y otras reconocidas empresas prefieren invertir en Tennessee

2871
0

Las buenas noticias siguen llegando a Tennessee. El gran potencial de este estado llama la atención de importantes empresas del campo de la tecnología. El más reciente caso es el de la compañía LG, que sentó las bases de su nueva fábrica de electrodomésticos en la ciudad de Clarksville con una inversión de $250 millones de dólares.

La fábrica promete ser una de las más avanzadas del país ya que tendrá la capacidad para ensamblar una lavadora cada 10 segundos y cambiar de modelo en menos de cuatro minutos. Las enormes instalaciones de 304.8 kilómetros cuadrados darán empleo de tiempo completo a 600 personas; una excelente oportunidad para los habitantes del condado de Montgomery y zonas aledañas.

Las operaciones iniciarán en el primer trimestre del 2019 únicamente con la producción de lavadoras de carga frontal y superior, sin embargo, el proyecto está creado con miras a la elaboración y ensamblaje de otros tipos de electrodomésticos.

“No podríamos haber seleccionado una mejor ubicación para nuestras instalaciones de última generación. La innovadora labor de hoy en Clarksville nos acerca un paso más a la producción de lavadoras LG de primera calidad en los Estados Unidos”, fueron las palabras de Dan Song, presidente de LG Home Appliance y Air Solutions Company en un comunicado publicado por LG.

Google también le puso la lupa a Clarksville al invertir $500 millones de dólares en la construcción de un centro de datos ubicado en las antiguas instalaciones de Hemlock Semiconductor, una de las principales productoras de polisilicio (usado para la fabricación de paneles solares) en los Estados Unidos en la década de los 60.

El propósito es reutilizar el lugar para potenciar el centro de datos que permitirá dar empleo a más de 70 personas, entre técnicos informáticos, ingenieros, personal de seguridad y mantenimiento. El condado de Montgomery ha sido para Google la mezcla perfecta de un entorno empresarial consolidado, una apropiada infraestructura tecnológica y energética y terrenos urbanizados.

Entre otras compañías que hacen vida en Tennessee están la Mitsubishi Electric Power Products, que se encarga de proveer productos y servicios eléctricos y electrónicos a las plantas de tratamiento de agua, transporte ferroviario y sistemas de energía de Estados Unidos; la Alstom Power que se ocupa de la generación de energía eléctrica y fabricación de trenes y, SIAG Aerisyn que fabrica torres eólicas de acero tubular y turbinas.

Más producción

La rama de la industria energética y tecnológica no es la única que se ha diversificado en el estado. En el poblado de Smyrna se encuentra la fábrica de automóviles, camionetas y SUVs (Sport Utility Vehicle) de la compañía Nissan. Esta planta es la ensambladora de dos de los carros más vendidos en los Estados Unidos, aunque produce seis modelos de vehículos.

Tiene una capacidad de producción anual de 640 mil autos, convirtiéndola en una de las principales empresas del sector automotriz dentro de los Estados Unidos a la par que cumple un importante papel en la exportación al llevar sus vehículos a 60 países del mundo.

La sede de Nissan en Smyrna fue inaugurada en 1983 y da trabajo a más de 8.400 personas, pero no es el único centro de operaciones que tiene la empresa en Tennessee. Nissan cuenta con una planta de elaboración de motores de vehículos en la ciudad de Decherd, cuyos números de producción son igual brillantes. En el 2016 alcanzaron un récord de 10 millones unidades producidas, logrando ensamblar un nuevo motor en tan solo 19 segundos.

Otra de las empresas del sector automotriz que eligió Tennessee como su centro de operaciones es General Motors (GM) que, aunque ha dado de qué hablar por una serie de despidos masivos, aún mantiene su producción de vehículos como el Cadillac XT5 y las camionetas SUV medianas GMC Acadia. Incluso, el pasado mes septiembre la compañía anunció que invertirá 254 millones de dólares en su planta de Spring Hill para el ensamblaje del nuevo modelo de Cadillac SUV.

Volkswagen no se quedó atrás. En el 2011 inauguró su sede en Chattanooga con una capacidad para producir 150.000 vehículos al año, trayendo al mercado estadounidense su modelo Volkswagen Passat.

Por iniciativas como estas Tennessee es considerado uno de los principales ensambladores de vehículos, logrando ocupar un 6.7 % en la producción nacional de autos, camionetas y SUV. La lista de empresas que están aprovechando las oportunidades de negocio de este estado ha crecido y los pronósticos continúan siendo favorables.

Fuentes consultadas:

Artículo anterior¡En Clarksville se hablará español!
Artículo siguienteLa educación Malcom X
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments