Inicio Chile Entrevista: Hernan Urrea Apicola Gekal

Entrevista: Hernan Urrea Apicola Gekal

1898
0

Cuando las personas aman lo que hacen y tienen vocación por el trabajo los resultados son más que satisfactorios, y así lo demuestra la historia de Apícola Gekal en Los Ángeles, Chile. Una empresa familiar que encontró en las abejas sus mejores aliadas para ofrecer productos más puros a la población. 

Por Hispanos Emprendedores 

¿Cómo no admirar a las abejas? Estos pequeños insectos no hacen otra cosa más que trabajar arduamente dentro de sus colmenas para que podamos disfrutar de las maravillosas propiedades que nos da su miel. 

Son organizadas y trabajan en equipo; una mística que bien han sabido imitar los miembros de la Apícola Gekal, localizada en el sector Los Ángeles, en Chile. Desde este lugar Hernán Urrea y su familia producen miel, polen, propóleo, jalea, cosméticos que luego son distribuidos en el mercado nacional. 

La empresa nació de la idea de la madre de Hernán, una aficionada de la miel quien motivó a su hijo a inducirse en el negocio. Así, inspirado por el amor de su madre, Hernán fue educándose para aprender sobre la industria apícola y se enamoró de las abejas. 

Su primer paso fue inscribirse en un curso profesional de apicultura en Santiago de Chile, con una eminencia del rubro: el profesor Rodolfo Lesser. Luego de un año de estudios técnicos, se trazó como meta entrar a una empresa convencional apícola para aprender de la A a la Z todos los procesos de este negocio. Allí se mantuvo durante 5 años, como lo había planificado, hasta que decidió renunciar para emprender por su cuenta y cumplir el sueño de tener su propia empresa. 

Desde siempre Hernán tuvo claro que su objetivo era tener un negocio familiar y así lo ha hecho. Su esposa no solo le ha dado el apoyo emocional para llevar adelante el proyecto, sino que también se ocupa de la fabricación de los productos cosméticos, mientras que sus hijas y sus yernos, Patricio Islas y Danilo Neira, se dedican a tareas administrativas y operativas. 

Productos más saludables

La filosofía de Apícola Gekal es la de crear productos más sanos y ecológicos para la población, por esto evitan el uso de químicos para tratar a las abejas y así lograr un resultado mucho más orgánico. 

“Nosotros no polinizamos, no hacemos trashumancia, no tratamos las distintas patologías con productos químicos y nuestra cera es completamente orgánica, no lleva parafina sólida ni grasa animal. Nuestras abejas están ubicadas en un entorno limpio, ecológico que son reservas de bosque nativo”, aclara Hernán.

Precisamente, el cordón floral que rodea a la apícola favorece al exquisito sabor y aroma de la miel que producen. Para Hernán es un privilegio el estar rodeados de bosques nativos, ya que esto realza la calidad de la miel y hace que sus características sean las mismas año tras año.

“Una de las cualidades principales es que al ser una miel orgánica el primer impacto que tiene en el ser humano es el elemento desintoxicador de la sangre”. 

Pero estas propiedades no suelen ser muy conocidas por las personas y esto ha motivado al equipo de la Apícola Gekal a crear campañas educativas para informar sobre los beneficios de sus productos. Como por ejemplo, el del polen de abeja, que puede ser usado para reducir los efectos de la menopausia, para elevar las defensas del organismo, para el tratamiento de la osteoporosis, para regular el sistema nervioso, entre otros. 

“Por desconocimiento del producto no había mucha gente que supiera qué era el polen y ahí fuertemente hicimos una campaña explicativa para enseñarle a la gente cómo hacerse el test cutáneo para saber si eran alérgicos o no, cuáles eran los beneficios que iban a tener, les enseñamos a hacer jugos energéticos… y así fuimos avanzando en el mercado”. 

En la apícola también fabrican el propóleo en dos formatos: en resina y el procesado, el cual elaboran en presentaciones de cápsulas, spray, talco y champú. “El propóleo en spray ayuda muchísimo en la gastritis, eleva el sistema inmunológico, ayuda a bajar el colesterol y también sirve para las heridas cutáneas”. 

El champú de propóleo, por su parte, contribuye al tratamiento de la psoriasis en el cuero cabelludo y a la regeneración del cabello maltratado. 

Un negocio fructífero

Hoy día, todo lo que se produce en la Apícola Gekal se vende inmediatamente y el público reconoce el prestigio y pureza de sus productos, pero este éxito no ha sido fácil de construir. Hernán cuenta que a lo largo de estos 30 años de trayectoria han tenido sus altos y bajos como en todo negocio, incluso épocas de pérdida de producción y de no recibir el pago de los clientes. 

Por suerte y gracias al esfuerzo y trabajo de toda la familia que integra la empresa, han podido sobrellevar y superar las dificultades. Su esposa es uno de sus motores fundamentales y ha estado a su lado para no dejarlo decaer en los peores momentos. “Sin ella tampoco hubiera sido posible este sueño”.

Desde luego, no puede olvidarse de sus más grandes aliadas: las abejas. “Prácticamente todo lo que hemos logrado en la vida ha sido gracias a las abejas”.

Y aún hay mucho más por aprender y por avanzar. Desde la Apícola Gekal aspiran continuar creciendo y llevando sus productos al mercado a un precio asequible. Por ahora uno de sus mayores retos para seguir expandiéndose es conseguir el recurso humano necesario para trabajar en la apicultura, pues las personas temen tratar con abejas por el miedo a sufrir picaduras; un problema que puede resolverle creando una mayor consciencia sobre este oficio y, por supuesto, usando las normas y equipos de protección adecuados.  

Siguiendo el ejemplo de las abejas, Hernán y su familia no se dan el lujo de parar de trabajar, ni siquiera en la situación de pandemia que vive el mundo actualmente. Por el contrario, mantienen ese espíritu emprendedor que los llevó hoy a donde se encuentran sin abandonar la fe, la constancia y las ganas de salir adelante. 

Consejos para emprendedores

Hernán Urrea: “El consejo que yo le daría a los emprendedores para poder llevar a cabo sus sueños, su emprendimiento, es que primero hay que tener fe porque sin fe no logramos nada. Segundo, tener constancia, perseverancia y por sobre todas las cosas ser luchador”.

Patricio Islas: “Como lo decía Don Hernán, que a pesar de cualquier dificultad que se le presente tienen que ser constantes y realizar sus cosas paso a paso, organizarse, tener presente los pro y los contra. Ir escalando poco a poco”.

Danilo Neira: “Siempre hay que tener vocación y amor por el trabajo, dar todo por el trabajo”. 

+++ FICHA TÉCNICA DEL NEGOCIO +++

Apícola Gekal

Ubicación: Salto del Laja, Los Ángeles, Chile. 

Whatsapp: +56 962222442

Instagram: @apicolagekal 

Facebook: Apícola Gekal

Lee también:

Quieres ser entrevistado? Envíanos tus datos.

Artículo anteriorPeluquería latina en Florida: ¿qué se necesita?
Artículo siguienteNegocios para emprender desde casa

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.