Inicio Estados Unidos Cómo tener una empresa constructora en EE.UU

Cómo tener una empresa constructora en EE.UU

8905
0

El sector construcción es uno de los más atractivos para las nuevas empresas, pero también tiene altas tasas de fracasos. De ahí deriva la importancia de conocer a fondo cómo tener una empresa constructora en EE. UU para evitar ser parte de esta estadística. En Hispanos Emprendedores te contamos por dónde empezar.

¿Qué abarca el sector construcción?

Las empresas que se dedican a este mercado realizan principalmente la construcción de edificios o proyectos de ingeniería (carreteras y sistemas de servicios públicos). También preparan los terrenos para las nuevas edificaciones y la subdivisión de los mismos para la venta.

Pueden incluir trabajos nuevos, adiciones, modificaciones, mantenimiento y reparaciones. Se divide en tres sub sectores: construcción de edificios, construcción pesada y de ingeniería civil, contratistas comerciales especializados. Esta división la realizó la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos.

Situación del mercado de la construcción

Por falta de conocimiento, planificación o financiamiento el 63.6 % de las empresas   constructoras cierran en los primeros cinco años. Ante estos datos no te desanimes porque cumpliendo algunos pasos tendrás una base sólida para mantenerte en el negocio.

Por otro lado, pese a que el covid-19 ha interrumpido la producción en las principales ciudades en 36 estados la construcción es considerada servicio esencial. No olvidemos que el sector es uno de los que más genera ingresos y aunque se desaceleró no está estancado.

Se ha notado un crecimiento sostenible en muchos ámbitos, especialmente en el de desarrollos privados de viviendas unifamiliares y mejoras de hogares. De la misma manera en la construcción comercial por el crecimiento de las ciudades metropolitanas.

Las nuevas tecnologías han ayudado a solucionar viejas deficiencias lo que incrementa la seguridad en el lugar de trabajo. Sin embargo, aún se enfrenta a diversos desafíos como la escasez de mano de obra calificada.  Esto se suma a la incertidumbre en lo que respecta al comercio de materia prima y sus tarifas.

La esperanza se centra en la aplicación de las tecnologías y las ideas innovadoras como la construcción modular prefabricada. Muchas de las pequeñas empresas de rápido crecimiento se relacionan con esta industria. Vemos como se desarrollan los contratistas de acabados, de sistemas de servicios públicos (agua, alcantarillado, gas, electricidad) y estructural (concreto, techos y revestimientos).

La empresa de datos Statista determinó que el gasto en construcción fue de 1,23 billones de dólares en 2017. Se espera que el crecimiento siga, lo hizo en plena crisis del covid-19 llegando a 1,5 billones en 2021. Para 2025 se espera que llegue a 1,8 billones. Esto es una muy buena noticia para los que piensen iniciarse en este negocio.

Algunas cifras

-En 2021, el gasto en construcción de edificios residenciales representó casi la mitad del total de la industria, mientras que la construcción no residencial representó alrededor de un tercio”. Statista

-Se espera que las nuevas construcciones sumen un total de 1.449 millones de dólares estadounidenses para 2023. Statista

El 30,4% de los empleados en la industria de la construcción de EE. UU. identifican su etnia como hispana o latina. Levelset

-El 90% de los contratistas generales de EE. UU. están preocupados por una posible escasez de mano de obra. Cámara de la construcción de Estados Unidos

-La industria de la construcción representa el 4,1% del PIB total de EE.UU. Statista

Washington es el mejor estado para trabajos de construcción. Conexpo-con

Alrededor del 60% de los ejecutivos de la construcción encuestados pronostican una expansión de la industria en 2023. Zippia

Cómo tener una empresa constructora en EE.UU

1-investiga el mercado local

Lo primero que debes determinar en qué tienes experiencia y luego si la empresa es viable en su área, porque como bien sabemos esta está sobresaturada. Si los clientes están contentos con las que ya existen puede resultar difícil hacer un espacio para otra.

Descubre cuántas empresas locales de este tipo hay, en qué se especializan, cuál es su reputación y cuánto cobran. Además, contabiliza el número de clientes potenciales, intereses, edad y estado promedio. Todos los detalles que puedas investigar servirán para armar tu plan de negocios.

Mucha de esta información la podrás encontrar en Administración de Pequeñas Empresas de EE.UU. (SBA). Te orientarán con una serie de recursos gratis que contienen una base de datos importante sobre clientes y mercados. Igualmente poseen estadísticas de producción y ventas.

Si quieres números más específicos te sugerimos buscar en las publicaciones locales. Lo podrás hacer haciendo una búsqueda en Google colocando el nombre de la ciudad + “publicaciones de la industria de la construcción”.

Pero para complementar lo recopilado opta por hacer tu propia pesquisa hablando directamente con los clientes. Una manera es usar encuestas, cuestionarios o entrevistas basadas en preguntas como: ¿con qué frecuencia contratan?, ¿sus mayores problemas con los contratistas? O la importancia que tienen para ellos confiar en un contratista.

2-Plan de negocios

Los planes de negocios comerciales deben contar con una serie de requisitos que lleven a la concreción del objetivo final que es la empresa. Ayudará a conseguir los fondos de inversión y la aprobación de préstamos.

Tiene que abarcar cómo se estructurará y administrará la empresa, qué servicios ofrecerá, qué tipos de trabajo hará, cuál es el mercado objetivo. Así como el número de empleados que tendrá para iniciar, qué tipo de promoción usará, costo estimado para comenzar y mantener la empresa.

Además de cuánto se aspira ganar en el primer año, qué tipo de facturación se utilizará, si darán descuento para obtener pagos rápidos, etc.

Si te intimida redactar el plan busca ayuda contratando a un experto para que lo haga. Por otra parte, existen programas que ofrecen orientación sobre el tema como SCORE de la SBA. Otra alternativa es el Centro de Desarrollo de Pequeñas Empresas (SBDC). Aparte hay organizaciones que ayudan a mujeres, minorías y veteranos en el camino para abrir su empresa. LA SBA aconseja incluir la misión, biografía de la empresa, metas de financiamiento y planes futuros.

3-Registra el negocio

Una vez elaborado el plan de negocios procede a registrarlo para que sea legal. Esto le dará protección de responsabilidad personal, beneficios legales y fiscales. Define el nombre y tipo de entidad comercial: LLC o una corporación, por ejemplo. La LLC brinda algunas ventajas como facilidades para pagar los impuestos comerciales y cubren los activos personales en caso de problemas legales.

Paralelamente al registro de nombre en los gobiernos estatales y locales hay que hacerlo a nivel federal. Esto se exige para poder obtener el número de identificación fiscal federal o número de identificación del empleador. Con esto podrás pagar impuestos, contratar empleados, abrir una cuenta bancaria, cumplir con las licencias y permisos. Solicítalo en la web del IRS.  

Adicionalmente podrás registrar el nombre y el logotipo en la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos. Toma en cuenta que si operas en varios estados hay que registrarse en cada uno.

4-Licencias y permisos

Es muy importante tramitar los correctos para no tener problemas en el futuro como cierres y sanciones fiscales. Ya registrado el negocio el primer paso es poner en orden las licencias y permisos. El tipo lo determina si la actividad la regula una agencia federal. Los requisitos varían de acuerdo al estado, la ubicación, el tamaño de la empresa y hasta el tipo de construcción a edificar.

Si la empresa va a transportar materiales, paredes prefabricadas y equipos debe contar con el permiso para vehículos con sobrepeso. Se tiene que solicitar en el Departamento de Transporte de Estados Unidos por ejemplo.

En cuanto a los permisos y licencias estatales estos también dependerán de la actividad y ubicación del negocio. Entre las actividades más reguladas por los estados se encuentra la de construcción.

También varía el costo de la licencia comercial, es por ello que debes revisar los reglamentos del estado, ciudad y condado en donde instalarás la empresa. Igualmente puedes buscar información en la Junta de Contratistas de su estado y el Departamento de Trabajo local.

Lo primero que se tiene que resolver es el tema de la aprobación de la ubicación, luego se procede a verificar cuáles permisos y licencias se necesitan. Los requisitos están en la página web del estado o el condado.

Las licencias que generalmente exigen son las de contratista general y la de contratista especializado. Esta última se pide si realizan trabajos de carpintería, techado, electricidad, pintura, etc. Mientras que, si el objetivo es obtener contratos del gobierno es obligatorio registrarse como contratista federal. Pueden ser primarios para participar en las licitaciones o subcontratistas que trabajan con los primarios.

Por ejemplo, en Tennesse los contratistas generales deben contar con la licencia de contratista antes de ofertar y negociar precios de cualquier proyecto. Específicamente en obras con un valor de 25 mil dólares o más.

Está obligado a demostrar su experiencia, prueba de seguro y estado financiero, así como aprobar un examen comercial y de derecho. Los contratistas son autorizados por el  Departamento de Licencias y Seguros del estado.

Mientras que, en California es necesario gestionar hasta 43 licencias diferentes según la estructura y área de especialización. Verifican los antecedentes en el FBI y piden que pagues una fianza de 15 mil dólares. Algunas licencias exigen una fianza de 12.500.

5-Seguro y responsabilidades

Para completar los trámites para tener una empresa constructora en EE. UU es preciso contar con un seguro para ti y tus empleados. Es fundamental tener cobertura por la naturaleza peligrosa del trabajo que es susceptible a tener accidentes.

En la mayoría de los estados y los contratos de construcción exigen como mínimo tener un seguro de compensación laboral válido. Pero posiblemente se necesite un seguro de responsabilidad general, de responsabilidad profesional, de automóvil y de riesgo del constructor, de desempleo, entre otros.  

Lo mejor es planificar bien estos detalles porque el costo puede llegar a ser muy alto si se maneja inadecuadamente. Combina la cobertura bajo una póliza, en vez de tener varias abiertas. Revisa las políticas anualmente para detectar cambios que lleven a ahorrar dinero, no permitas que caduque.

Trata de capacitar a todos los empleados en el protocolo de seguridad para minimizar o evitar lesionesy gastos imprevistos. Contrata solo a los que estén dispuestos a formarse.

6-Obtén financiamiento

Al no disponer de recursos propios la solución es conseguir fondos de prestamistas bancarios, gubernamentales, cooperativas de crédito o subvenciones del estado. Más allá de la financiación básica has te tener en cuenta la de los proyectos. Seguro requerirás dinero para alquilar o comprar equipos y suministros.

Otro factor a considerar es el de la irregularidad de los ciclos de facturación de este mercado haciendo fundamentales los flujos de efectivo.

Muchas veces se atrasa el pago o el cliente se niega a pagar. En este caso la solución es pedir dinero por adelantado, facturar a medida que progrese el trabajo. O en todo cado tener un fondo en efectivo de emergencia.

7-Haz crecer el negocio

Lo que hará que una empresa de construcción permanezca en el tiempo será la lealtad y reputación del cliente. Así que la meta siempre debe ser salir de cada proyecto en buenos términos.

Sé sincero con los clientes desde el inicio del contrato y mantenlos actualizados. De esta forma manejarán la información de la mejor manera si aparecen problemas. Asimismo, es clave establecer un cronograma incluyendo un tiempo para contingencias, condiciones de pago y cláusulas de reclamo. Todo lo que se acuerde debe quedar escrito, es una forma de proteger la empresa y al contratante.

Tu responsabilidad hará que vuelvan a contratarte y te recomienden a otros. Se recomienda que para alcanzar el éxito en este rubro no hay que aventurarse solo. Es mejor unirse a personas que aporten recursos y apoyo, al mismo tiempo a asociaciones de la industria para tener contactos y relaciones.

Entrar en el mundo de la construcción no es sencillo, pero con la guía y el apoyo adecuado podrás construir un negocio exitoso. Lo importante es que investigues los requisitos y estándares de la industria, mantener expectativas reales y estar actualizado sobre las tecnologías y estadísticas. Y por supuesto pedir ayuda cuando sea necesario.

Notas Relacionadas:

Reserva una asesoría

Cargando ...

Artículo anteriorCómo abrir un food truck en Kentucky
Artículo siguienteCómo elaborar un plan de negocios paso a paso
5 1 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments